Asociación de

víctimas contra

la corrupción y la impunidad

avc+

¡ Próximamente

solo para asociados !

                                         LAS VÍCTIMAS Y EL ESTADO

Todas las víctimas son bienvenidas. Nuestra vocación es ayudar 

Colombia se encuentra dentro de los 15 países más impunes del mundo, con 8 jueces por cada 100.000 habitantes y escándalos de corrupción que han llegado a los más altos poderes del Estado. Miles de víctimas se derivan de conflictos armados, mafias sectoriales y diversas formas de crimen organizado, y en no pocos casos se convierten luego en afectados de las instituciones del Estado.  

Bajo esta realidad, la Asociación de Víctimas Contra la Corrupción y la Impunidad se ha conformado para ofrecer a miles de víctimas una oportunidad de gestión nacional e internacional, asesoría, apoyo, dirección, presencia y activismo; en la búsqueda incansable de verdad, justicia, reparación y no repetición. Hemos conformado un equipo de profesionales interdisciplinario de alta formación y conocimiento de casos, capaz de procurar medidas efectivas para movilizar al Estado en el cumplimiento de sus deberes hacia las víctimas y su acción contra los victimarios. Contamos con el apoyo de varios medios de comunicación y hemos logrado ser escuchados desde distintas instancias estatales. 

La lucha continúa. La impunidad, ineficiencia e inoperancia judicial siguen siendo un flagelo social. No más víctimas, no más corrupción, no más impunidad. 

HISTORIA

En julio del año 2016 se destapó la insolvencia de una de las captadoras ilegales de dineros del público más grandes de la historia de Colombia, quienes bajo un esquema en principio legal, crearon una red de comercialización billonaria de títulos valores "basura". El responsable fue la comercializadora Elite International Americas SAS, y los fabricantes de dichos títulos fueron varias cooperativas ubicadas en la costa norte de Colombia, lideradas por reconocidos políticos bajo la fachada de empresas de economía solidaria. Más de 10.000 colombianos perdieron prácticamente todos sus ahorros, determinando una estafa que le arrancó a las víctimas casi 2.5 billones de pesos, unos 1000 millones de dólares en promedio a la tasa de cambio en el año 2016. 

Desde noviembre del año 2016, un grupo de luchadores liderado por Diego Rengifo Montoya, una víctima que perdió todo su capital en la estafa, comenzó una gesta sin descanso y sin ánimo de lucro, para lograr la obtención de verdad, justicia, reparación y no repetición. Se denominaron el Grupo Plantón. En noviembre del año 2019 decidieron crear la Asociación de Víctimas Contra la Corrupción y la Impunidad AVC+, bajo la necesidad de ayudar a otras víctimas de muchos casos que siguen bajo total impunidad, financieros y no financieros. El primer obstáculo y el mayor escollo es el aparato judicial del Estado. La falta de acción oportuna y efectiva de las autoridades alimenta el descontento y la violencia en Colombia y América Latina. La Asociación ha comprendido de raíz que sin justicia es imposible encontrar la paz. 

Para combatir la inoperancia de las autoridades estatales, la Asociación ha organizado plantones, demandas, denuncias y escalado distintas instancias y medios de comunicación, logrando mesas de trabajo permanentes con las principales autoridades del Estado. HOY SOMOS ESCUCHADOS. Hoy somos una fuerza que no pretende callar y está dispuesta a encarar los retos que conlleva la obtención de los derechos de verdad, justicia, reparación y no repetición.   

 

Lo sabemos y lo entendemos: sin justicia no hay paz